Turismo

Está aquí: 

Este municipio, enclavado en las partes bajas de la Cordillera Central, tiene grandes potenciales ecoturísticos, ya que cuenta con diferentes balnearios y ríos de exuberante belleza.

Balnearios

A unos 300 metros del centro de la ciudad se encuentra el Balneario el Salto (Rio Masacre o Dajabón), el cual es visitado por muchos turistas durante el año. Otros importantes balnearios son El Badén, el Puente, Charco Largo, Charco de la Chiva, La Junta, Charco de Nonita, entre otros.

Monumento al Grito de Capotillo

El Grito de Capotillo fue la acción armada con la que se dio inicio a la Guerra Restauradora el 16 de agosto de 1863, en República Dominicana. En aquel entonces, a pesar de haber sido declarada la independencia nacional años antes, y de haber logrado salir del yugo haitiano, la nación Dominicana una vez más había perdido su soberanía para pasar a ser un anexo de España. Situación ante la cual los nacionalistas reaccionaron de manera adversa, buscando a través de una rebelión restaurar la identidad y soberanía nacional.

El Grito de Capotillo fue promovido por 14 revolucionarios. El 15 de agosto de 1863 se reunieron los coroneles Santiago Rodríguez, José Cabrera, Benito Monción y Sotero Blanc, el capitán Eugenio Belliard, Segundo Rivas, Alejandro Bueno, Palilo Reyes, el abanderado Juan de Mata Monción, el español Angulo, quien hacía la corneta, el artillero San Mézquita, Tomás Aquino Rodríguez, Juan de la Cruz Álvarez y un soldado desconocido. Esta acción motivó a los campesinos a unirse al movimiento y defender la causa, lo cual causó bastante impacto en la sociedad y finalmente le devolvió la independencia al país. Fue la partida de el Mariscal La Gándara, quien había sido enviado al país por la corona española para sustituir al General Pedro Santana, lo que marcó el fin de esta revolución y el inicio de la Segunda República.